Pingüinos de Humboldt en la isla San Lorenzo

| 9 de mayo de 2009

La isla San Lorenzo no sólo es una ventana al pasado de nuestra historia regional y nacional, también es una zona con un extraordinario patrimonio natural, residencia de especies en peligro de extinción, como es el caso del Pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti). De acuerdo a la categorización establecida por el Instituto Nacional de Recursos Naturales (INRENA), las especies consideradas en esta categoría se encuentran en peligro inmediato de desaparecer si los factores que causan sus problemas de conservación continúan, podrían morir los pocos animales vivos que quedan de esa especie amenaza.
El artículo busca llamar la atención de la amenaza en la que se encuentra no sólo esta especie, sino otras especies que también habitan el frágil ecosistema de las islas del grupo Callao, conformada por las islas San Lorenzo, El Frontón y los islotes Cabinzas, Palominos y la Peña Horada. La principal de todas las amenazas es el llamado Mega Puerto de la isla San Lorenzo, obra faraónica y alucinada, que en esta oportunidad sólo menciono de manera referencial para indicar que su construcción significará la sentencia de muerte para el rico patrimonio natural y cultural presente en San Lorenzo y en las demás islas del grupo, en pocas palabras de consumarse esa aberración se cometerá un eco-suicidio, donde nuestros hijos ya no podrán apreciar esa riqueza natural en directo sino a través de los libros, como lo hacemos hoy con las especies extintas.

Punta Lobería y los Pingüinos de Humboldt

A raíz de una visita como parte de los recorridos regulares que llevo a cabo en la isla en el marco de la investigación del Proyecto Arqueológico Isla San Lorenzo, proyecto promovido por la Marina de Guerra del Perú y auspiciado por la Fundación Miguel Grau, en noviembre del año 2007 en compañía de Carlos Santana y Piero Guarisco tuve la oportunidad de observar a una pequeño grupo de 15 pingüinos de Humboldt, en la zona conocida como Punta Lobería.

Punta Lobería


Punta Lobería es la primera ensenadita desde el Cabezo de la isla, ubicada en el flanco expuesto. Frente a ella está el pequeño islote conocido como Mal Nombre. En sus inmediaciones se encuentran los restos de plataformas y terrazas guaneras, hoy no explotadas, estas construcciones del guano son elaboradas en base a piedras semicanteadas y cronológicamente corresponden probablemente a la primera mitad del siglo XX.

Plataforma guanera


En las inmediaciones de esta zona, se encuentran gran cantidad de aves marinas, entre las que destacan los piqueros (Familia Sulidae), pelícanos (Pelecanus thagus), cormoranes (Familia Phalacrocoracidae) y diversas gaviotas (Familia Laridae). Asimismo, en sus territorios las gaviotas anidan y crían sus pichones, por lo que en ciertas épocas del año se requiere de mucho cuidado al momento de realizar recorridos por la zona.

Piqueros en Rocas

Pichones de gaviotas


En este contexto, en unas peñas a manera de terraza natural al borde del mar, en la zona intramareal, se observó a este grupo de pingüinos. A continuación, como testigo de la experiencia vivida les adjunto varias vistas de los pingüinos en las peñas, testimonio gráfico que habla mejor que muchas palabras

Pingüinos de Humboldt 01

Pingüinos de Humboldt 02

Pingüinos de Humboldt 03

Pingüinos de Humboldt 04

Conclusiones

La presencia de estos pingüinos de Humboldt en la isla San Lorenzo, especie en peligro de extinción, es un acontecimiento que debe llamar la atención de las autoridades y debe ser un estímulo para la comunidad científica y de todas las personas admiradoras y amantes de la nuestra riqueza natural viva. Se requiere establecer mecanismos de protección pertinentes y adecuados de todas las áreas naturales en las islas del grupo Callao donde habitan las especies de fauna y flora, que no sólo se encuentran en peligro de extinción, a fin de que el día de mañana nuestras futuras generaciones puedan apreciarlos.
Mayor información sobre el Pingüino de Humboldt la pueden encontrar en los siguientes links:

3 comentarios:

Miguel dijo...
13 de mayo de 2009 22:22

Me gusto la redaccion tan clara del articulo, las fotos aun que buenas, estan algo lejos , se muy bien lo escurridisas que son las aves ; por otro lado lamento escuchar sobre la construccion del megapuerto mencionado ; el paso del ser humano es siempre avasalladoramente destructivo , pareciera que nunca podemos estar en equilibrio con la naturalesa , las ansias de obtener recursos, no venda los ojos, o simplemente no mos importa.

Pedro Laos D. dijo...
21 de mayo de 2009 22:21

q xevere
felicitaciones

Anónimo dijo...
24 de junio de 2009 20:28

MUY BUEN INFORME =D

Publicar un comentario en la entrada